Miguel Angel Rodríguez (PP): sus “chorradas” con Albert Rivera (Cs) y Podemos

Miguel Angel Rodríguez (PP): sus “chorradas” con Albert Rivera (Cs) y Podemos

El ex portavoz del Gobierno del PP con José María Aznar, el periodista Miguel Angel Rodríguez, ha vuelto a protagonizar otro incidente público: tras su sonoro accidente de tráfico por exceso de alcohol y el juicio, sanción y multa que por ello tuvo lugar, lejos de retirarse de la política continúa llevando la voz cantante del PP en tertulias y debates televisivos y radiofónicos, incluso deportivos. Nunca fue expulsado del partido ni se le abrió expediente por sus excesos verbales, por lo que continua representando a Génova 13, para regocijo de sus competidores y adversarios electorales que, sabedores de su impopularidad, buscan afanosamente medirse con él públicamente. La última de sus “víctimas” ha sido el aseado líder de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, al que llamó “maleducado”, tras formularle una de sus farragosas preguntas, que Rivera, en un alarde de espontaneidad, tachó de “chorra” (apocope de “chorrada”). El diccionario define esta palabra como “dicho o hecho necio, que es tonto o insustancial, cosa de poca entidad o importancia, adorno o detalle que es excesivo o innecesario“. De sus “chorradas” fueron objeto antes profesionales como el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González, u otros políticos como Pablo Iglesias o Juan Carlos Monedero que, con razón o sin ella, fueron diana de sus groseras invectivas. “Espía en el Congreso” repasa su trayectoria y sus polémicas públicas en este programa de Radio 3w.com.
Programa completo
Parte 1: Miguel Angel Rodríguez: de Ana Botella al botellón
Parte 2: Los sobresueldos del PP: la corrupción “no es delito” y choca con Albert Rivera (Cs)
Parte 3: Miguel Angel Rodríguez: sus opiniones sobre Enfermería y su enfrentamiento con Podemos

Profile photo of Espía en el Congreso
Soy corresponsal parlamentario y trabajo en el Parlamento de uno de los países más corruptos de Europa. Es mi propósito contarles simplemente lo que veo y oigo aquí, pues a menudo no lo encuentro reflejado en los medios de comunicación. ¿Por qué? Probablemente porque junto a la “clase” política anida también esta otra “clase” dependiente de ella que debe agradecer con silencios y loas las migajas que se desprenden del mantel para no caer en la indigencia económica. Ya lo dijo Larra y poco ha cambiado: en España una cosa es lo que se dice, otra lo que se escribe y otra lo que sale publicado. Lo llaman partitocracia y a sus integrantes los denominan “la casta”. Sin mi anonimato como “espía en el Congreso” no podría mirar a través del ojo de la cerradura y aún así cada mañana, cuando acudo a las Cortes, me dan arcadas y debo aguantar el tipo para no vomitar: España está en llamas con seis millones de parados, suicidios ocultados, protestas generalizadas, expropiaciones hipotecarias, estafas bancarias a ancianos, corrupción dominando el poder… Y toda la clase dirigente sin excepción, junto a sus familiares y amigos más allegados, retribuida y subvencionada íntegramente por el pueblo, se sonríe y se saluda educadamente, cumple con pulcritud su ritual mediático y se limita a tocar la lira, como en los mejores tiempos de Nerón. Nuestros mayordomos, a quienes pagamos generosamente, se nos han rebelado, se han hecho con la caja y con las llaves de la casa y tras sisarnos o robarnos descaradamente, ahora pretenden quedarse hasta con la vivienda. Pasen y vean…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>