La resaca andaluza: Susana ya no es peligro para Pedro Sánchez, el curriculum falso de Moreno y el batacazo de PP, IU y UPyD

La resaca andaluza: Susana ya no es peligro para Pedro Sánchez, el curriculum falso de Moreno y el batacazo de PP, IU y UPyD

El programa de hoy lo dedicamos a la resaca de las elecciones andaluzas: ganó el partido de la corrupción (PSOE), pero Susana Díaz ya no es peligro para Pedro Sánchez en Madrid: su campaña electoral ha dejado en evidencia sus múltiples carencias y formación como líder nacional. Revelamos las chanzas, protestas, discursos y broncas de la más que previsible nueva presidenta andaluza.

El siguiente bloque de noticias se lo dedicamos a Moreno Bonilla, el candidato del Partido Popular que falsificó su currículo y, de la mano de Mariano Rajoy y Javier Arenas, se ha estrellado en las elecciones. ¿Arrastrará a sus mentores políticos?

El tercer bloque se centra en los otros dos grandes perdedores de los comicios: Izquierda Unida y UPyD. Analizamos las causas de su debacle.

PODCAST: Programa completo
PODCAST (PARTE1): Susana Díaz gana las elecciones pero pierde el liderazgo del PSOE nacional
PODCAST (PARTE2): Moreno, el candidato elegido a dedo por Rajoy que falsificó su curriculum, se estrella en Andalucía
PODCAST (PARTE3): Batacazo de IU y UPyD
Profile photo of Espía en el Congreso
Soy corresponsal parlamentario y trabajo en el Parlamento de uno de los países más corruptos de Europa. Es mi propósito contarles simplemente lo que veo y oigo aquí, pues a menudo no lo encuentro reflejado en los medios de comunicación. ¿Por qué? Probablemente porque junto a la “clase” política anida también esta otra “clase” dependiente de ella que debe agradecer con silencios y loas las migajas que se desprenden del mantel para no caer en la indigencia económica. Ya lo dijo Larra y poco ha cambiado: en España una cosa es lo que se dice, otra lo que se escribe y otra lo que sale publicado. Lo llaman partitocracia y a sus integrantes los denominan “la casta”. Sin mi anonimato como “espía en el Congreso” no podría mirar a través del ojo de la cerradura y aún así cada mañana, cuando acudo a las Cortes, me dan arcadas y debo aguantar el tipo para no vomitar: España está en llamas con seis millones de parados, suicidios ocultados, protestas generalizadas, expropiaciones hipotecarias, estafas bancarias a ancianos, corrupción dominando el poder… Y toda la clase dirigente sin excepción, junto a sus familiares y amigos más allegados, retribuida y subvencionada íntegramente por el pueblo, se sonríe y se saluda educadamente, cumple con pulcritud su ritual mediático y se limita a tocar la lira, como en los mejores tiempos de Nerón. Nuestros mayordomos, a quienes pagamos generosamente, se nos han rebelado, se han hecho con la caja y con las llaves de la casa y tras sisarnos o robarnos descaradamente, ahora pretenden quedarse hasta con la vivienda. Pasen y vean…

1 Comment

  1. Como andaluz me entran ganas de reprenderle e increparle por insultar a los andaluces. Pero reflexiono y digo, no es que tenga razón, que no la tiene. Y no la tiene porque se queda corto en lo que dice.

    En Andalucía hay mucha gente buena, honrada y culta, pero se ha extendido una degeneración indescriptible. Digamos que hoy por hoy la ideología y la cultura más extendida en Andalucía son la ideología e idiosincrasia del cani. Y más que del cani, de la choni, con ese feminismo ramplón, verdulero, barriobajero y folklórico, extendido por Españistán pero que en Andalucía se multiplica por mil y alcanza unos niveles de zafiedad indescriptible, para no tratar los graves problemas reales que acucian a más de dos millones de andaluces. A la Susi, le pones un lápiz en la oreja y podría ser perfectamente una vendedora de frutas o una “pescaera”.

    Andalucía no es conservadora. Es reaccionaria, que es mucho peor. Se ha creado un régimen caciquil como los de la Galicia del 19 pero más cañí, de abuelitos entretenidos entre programas de Juan y Medio y canciones de la Copla mientras la juventud se desangra y los hombres y mujeres en edad de vivir y producir no tienen más remedio que contemplar cómo se pudren en la más absoluta desesperación.

    El andaluz cani apesebrado y extendido no es que sea conservador. Es difícil de explicar. Es inefable y deprimente. Tiene todo lo peor. Es analfabeto, egoísta, vago, agresivo, maldoso, bajuno y engreído al mismo tiempo… Es indescriptible.

    La gente por ahí piensa que el andaluz es un tipo gracioso, hospitalario,… Nada más lejos de la realidad. Olviden los tópicos sobre los andaluces que tenéis. No tienen nada que ver.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>