Jueces acusados de corrupción ante el CGPJ, control de los medios, Alfonso Guerra y Cayo Lara dicen adiós y el tercer hombre de Olga María

Jueces acusados de corrupción ante el CGPJ, control de los medios, Alfonso Guerra y Cayo Lara dicen adiós y el tercer hombre de Olga María

 

Este programa de “Espía en el Congreso” trata los siguientes bloques de noticias. En primer lugar leeremos el email que nos ha hecho llegar el magistrado de la Sala II de lo Penal del Tribunal Supremo, Julián Sánchez Melgar que reivindica su inocencia ante la denuncia del ex fiscal anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, que ha publicado y presentado ante el Consejo General del Poder Judicial. Tendremos con nosotros también a David Serquera, director del programa “Radio Gramsci” con el que comentaremos este asunto tras haber organizado un debate con el propio Villarejo.

Luego analizamos la doble vara de medir de las empresas de comunicación españolas, la prensa del régimen, muy dependiente de la publicidad y de las decisiones de los partidos del Estado: débiles con los fuertes y fuertes con los débiles. Las denuncias proceden de partidos como Podemos, Vox o Ciudadanos, pero también de periodistas como Sánchez Dragó o Consuelo Alvarez de Toledo.

Repasamos la despedida de Cayo Lara al frente de Izquierda Unida y de Alfonso Guerra en el PSOE, últimas cabezas políticas que ruedan tras los rampantes casos de corrupción y descrédito que han rodeado a sus partidos. “Espía en el Congreso” ha denunciado estos presuntos delitos cometidos en el seno de estos partidos así como su responsabilidad política y penal ante los mismos en varias noticias.

Por último nos ocupamos del último pacto PP-PSOE a propósito del caso de corrupción: los viajes privados de diputados y senadores a costa del dinero de todos con intereses exclusivamente personales. En el último caso descubierto hay un común denominador: la joven militante colombiana del PP, Olga María Henao. A propósito de la irresistible atracción de esta chica desvelamos su relación con un enigmático ministro del Gobierno de Rajoy al que todos conocen por su peculiar dicción, sus “hechuras” y su origen geográfico.

Profile photo of Espía en el Congreso
Soy corresponsal parlamentario y trabajo en el Parlamento de uno de los países más corruptos de Europa. Es mi propósito contarles simplemente lo que veo y oigo aquí, pues a menudo no lo encuentro reflejado en los medios de comunicación. ¿Por qué? Probablemente porque junto a la “clase” política anida también esta otra “clase” dependiente de ella que debe agradecer con silencios y loas las migajas que se desprenden del mantel para no caer en la indigencia económica. Ya lo dijo Larra y poco ha cambiado: en España una cosa es lo que se dice, otra lo que se escribe y otra lo que sale publicado. Lo llaman partitocracia y a sus integrantes los denominan “la casta”. Sin mi anonimato como “espía en el Congreso” no podría mirar a través del ojo de la cerradura y aún así cada mañana, cuando acudo a las Cortes, me dan arcadas y debo aguantar el tipo para no vomitar: España está en llamas con seis millones de parados, suicidios ocultados, protestas generalizadas, expropiaciones hipotecarias, estafas bancarias a ancianos, corrupción dominando el poder… Y toda la clase dirigente sin excepción, junto a sus familiares y amigos más allegados, retribuida y subvencionada íntegramente por el pueblo, se sonríe y se saluda educadamente, cumple con pulcritud su ritual mediático y se limita a tocar la lira, como en los mejores tiempos de Nerón. Nuestros mayordomos, a quienes pagamos generosamente, se nos han rebelado, se han hecho con la caja y con las llaves de la casa y tras sisarnos o robarnos descaradamente, ahora pretenden quedarse hasta con la vivienda. Pasen y vean…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>